C
Contacto Contacto

Las llaves del éxito ¿Conoces las técnicas para conseguirlas?

Podríamos definir el éxito como el resultado feliz de una […]

Las llaves del éxito.

Conoce las técnicas para conseguirlas.

Podríamos definir el éxito como el resultado feliz de una acción. Esta puede ser un negocio, una actuación, un objetivo… Llegar al éxito no siempre es una tarea fácil por lo que debemos pasar por muchas etapas previas, algunas más fáciles que otras.

Para empezar, establecer objetivos es esencial para diseñar el futuro exitoso que queremos. Para ello vamos a definir cual es el proceso para formalizar estos objetivos.

 

Focalización de objetivos

 

Las técnicas de fijación de metas son utilizados por deportistas de alto nivel, empresarios y personas exitosas en diversos campos. Te dan una visión a largo plazo y permiten guiar camino hacia el éxito, a conseguir aquello que hemos decidido realizar. Seguir estas técnicas nos ayudará a ser más organizados y a aprovechar el tiempo y los recursos de forma eficiente.

 

 

Los objetivos deben ser específicos y cien por cien alcanzables. En caso contrario, si entramos en la abstracción o en la imposición de objetivos demasiado amplios podemos caer en la desmotivación.

Cada vez que alcancemos alguno de los objetivos podremos evaluar en que punto del camino nos encontramos y sentirnos orgullosos del avance. Mejoraremos la confianza en nosotros mismos y la auto-crítica nos permitirá seguir avanzando de forma más eficaz.

 

Priorizar las metas

 

No obstante, antes de emprender el camino para llegar al éxito primero debemos analizar en qué queremos ser exitosos.

 

El primer paso consiste en plantearnos dentro de unos años, pueden ser 5 por ejemplo, como nos imaginamos para sentirnos exitosos y felices. Hacer este ejercicio nos ayudará a tener una perspectiva global que después podremos desglosar en diferentes metas para diferentes ámbitos de nuestra vida.
Y de eso trata el segundo paso. Haz una lista de los diferentes ámbitos importantes de tu vida y trata de asignarle una meta a cada uno de ellos.
Piensa en tu carrera, tu cartera, tu educación, tu familia, tu creatividad, tu actitud, tu físico, tu bienestar, etc. Cuestiónate y anota en la lista todas las metas que quieras conseguir en cada uno de los ámbitos.
Después realiza el tercer paso. Dale una nota, del 1 al 5, a cada una de las metas teniendo en cuenta la prioridad que le das a cada una de ellas. Aquellas que obtengan una puntuación mayor son aquellas por las que debes empezar.
Inicia el cuarto paso, establecer objetivos para llegar a la meta escogida.

Empieza el camino

 

Ahora que ya tenemos definida la o las metas y tenemos objetivos para conseguirlas debes empezar el camino. Para hacerlo es importante que tengas en cuenta lo siguiente, para asegurarte de que siempre irás por el camino correcto.
Asegúrate de que los objetivos que has establecido son los tu quieres realmente desea alcanzar, y no aquellos que tus padres, familiares, empleados o quien sea esperan de ti. Aunque eso no quiere decir que no puedas escuchar sus opiniones y consejos.
Establece un tiempo límite para alcanzar los objetivos más pequeños que permitan alcanzar algunos de los objetivos más grandes e importantes.
Crea una lista de actividades diarias de cosas por hacer, cosas que debes hacer hoy para trabajar en tus metas.
Mantén el proceso y revisa y actualiza tus actividades. Revisa periódicamente los planes a largo plazo, y ajústalos a tus prioridades y experiencias.
Y los más importante, mantén una actitud positiva durante el proceso, no seas demasiado autocrítico y aprende del camino y usa este aprendizaje para mejorar, no solo en un futuro, sino también en el presente.

Metas conseguidas

 

Felicidades, objetivos conseguidos, meta alcanzada, el éxito ya está presente. Ahora disfruta del momento y aprende del recorrido. Analiza el progreso, recompensa el esfuerzo y comparte con los tuyos tu felicidad.
Usa tu experiencia para evaluar el proceso y comprobar si la tarea ha sido fácil (quizás la próxima vez puedes ser más ambicioso), si ha sido lento quizás deberás establecer más tareas diarias o si ha sido demasiado estresante quizás deberás ser menos ambicioso. Aún así lo importante es el aprendizaje de todo el proceso.
Y no podemos dejar de tener en cuenta que en el caso de que no se haya alcanzado la meta no es importante, te felicitamos igual ya que solo el hecho de iniciar el proceso es muy positivo.
Recuerda que tus objetivos cambiarán a medida que pasa el tiempo, así que intenta hacer este proceso regularmente. 
Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario contando tus experiencias y proponiéndonos otras técnicas para alcanzar el éxito.
  • Suscríbete y consigue el juego "10C del trabajo en equipo".

    ¿Crees que serás capaz de resolverlo?
    Regístrate y lo recibirás en tu email.


  • Marta

    Marta

    Soy Marta Lentijo, soy diseñadora de enigmas en Cocolisto, y me comprometo a mantener tu Cocolisto.

    Suscríbete:


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.